17 diciembre 2006

MADRID, MADRID, MADRID, LO BUENO Y LO MALO



El jueves (14) fuí a Madrid, por motivos que no vienen al caso, visité varios lugares. No todos los que hubiera querido, entre otros la catedral de la Almudena, que me disculpen los madrileños ó las personas a las que moleste este comentario, no me gustó nada cuando la ví en televisión. He de decir que vista" in situ" es mucho peor, no me gusta ni por fuera (menos la puerta grabada) sí me gustó. El interior es una mezcla de estilos que sinceramente difícil que pueda gustar a los entendidos en arte (y a los no entendidos como yo) pero se lo que es bonito (y la catedral no lo es). El remate son los frescos que "decoran" el crucero no me gustan y hay tambien otras pinturas geométricas que a mi corto entender no van en absoluto con el estilo neogótico del interior. Lo que mal empieza mal acaba (dice el refrán) ésta catedral desde el prímer proyecto sufríó cambios, retrasos, falta de medios económicos, y cuantas cosas más que al final, el resultado no pudo ser otro que el que hoy está a la vista. Bueno y paso a relatar todo la que me gusta de Madrid, la cantidad de museos, teatros, iglesias, conventos, las tiendas, todo me gustó. Las tascas típicas de la cava baja donde se tapea de lujo.La comida fué en un restaurante de la zona y comí muy bien. Por la tarde-noche fuí al Teatro Calderón a ver el musical Fama. Me gustó mucho, todo el elenco que representa el musical gente joven y con unas voces impresionantes, muy bien. Las dos horas más ó menos que dura el musical se me hicieron cortas, volvería sin dudarlo. Lo peor de todo es que en Madrid necesitas el doble de tiempo para desplazarte, desde el hotel en que me alojaba hasta el teatro tardé 1 hora. La cena fué en La Capilla de la bolsa, el restaurante es precioso, fué en realidad eso una capilla de la ordén de los templarios. La cena estuvo amenizada por un pianista y un violinista que interpretaban de maravilla. Pasé un día muy agradable (espero que pueda repetirlo pronto).El regreso fué mucho mas corto la misma distancia a la inversa fué de 12 minutos. Madrid es mucho Madrid.

3 comentarios:

Jacqueline dijo...

Ay, Cheche, a mi tampoco me gusta la Almudena ni un poquito...
Besos!

cheche dijo...

!!Hola Jackie!! Al escribir el coment pensé, me estaré pasando un poquito. Pero es lo que ví y es lo que pienso. Es una mezcla de estilo rara (repito no soy esntendida en arte)Pero me gusta mucho leer libros de historia, y saco mis conclusiones, a la vista está es fea y las pinturas no son malas pero el lugar que le dieron hacen que se vean mal ambas(pintura y cimborrio.Besos Cheche.

Anónimo dijo...

Yo pensé que era la única que la Almudena no le había parecido nada del otro mundo... ya veo que habemos varias!!

También reconozco que hay otras muchas cosas que disfruto mucho, pero ese las colas madrileñas me enloquecen, odiaba las de Caracas. Y ahora donde vivo es una divinidad!! Las colas son unas tonterías...